Aprender

Entendemos que el proceso de aprender es un proceso que se inicia dentro de la propia persona como respuesta a una necesidad básica, biológica, y no es un proceso de condicionamiento exterior de fuera hacia dentro. Aprender es una función vital de todo organismo vivo. Aprendemos constantemente: desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, desde que nacemos hasta que morimos estamos aprendiendo. Cuestión diferente es si lo que estamos aprendiendo es lo que otros esperan que aprendamos. Por eso, en Ojo de Agua no hay un conjunto de conocimiento predeterminado que hay que aprender en un momento determinado, sino que cada persona determina en cada momento cual es el camino intelectual, emocional, social, vital que siente que tiene que desarrollar. En ojo de agua los niños y jóvenes aprenden de muy diversas maneras: unos, con talleres formales; otros, sin ellos; unos, solos; otros, en grupo; unos, con adultos, otros, con otros compañeros…   PARA SABER MÁS: “Otra visión de la educación”